Foro del grupo de rol http://hunting-the-spirits.deviantart.com
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Hace 3 días

Ir abajo 
AutorMensaje
Kamala Looper

avatar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Edad : 24
Localización : Habitacion 5

MensajeTema: Hace 3 días   Mar Ene 21, 2014 10:23 am

Creo que estreno foro con algo que me estaba rondando por la cabeza desde hacía ya mucho tiepo y que sin embargo no pude realizar antes, cosa extraña porque siempre hago fics así de todos los ocs que realmente me gustan y aprovechando que se a abierto esta sección lo pondré aqui

el fic son 3 capitulos en total, de los 3 días antes de que Kamala recibiese la carta del instituto y las razones que le llevaron a aceptar la solicitud, aparte asi aprovecho para que vierais un poco más de Kamala y de su entorno como se lleva con quienes y bueno... más de ella XD

espero que os guste aun que este primer cap no sea nada emocionante es más bien como una introducción...algo larga (??)aun que también es algo corto este cap-la matan (???)-

no soy muy buena escritora pero lo intento y seguramente vaya mejorando 8'DD

imagen:
http://bluecrystals7.deviantart.com/art/that-dream-427337892

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



PRIMER DIA


El té no solo estaba caliente, sino ardiendo, ardiendo y humeante, lo tomó por el asa para no tocar la cerámica que reposaba el contenido líquido y que se le antojaba candente y de esa manera evitar el quemazón. Con valentía abrió sus labios para deslizar el líquido por su ya cálida garganta, lo poco que pudo tomar casi la abrasa por completo.  Lo miró esta vez a los ojos.

-Recuerdo que era así como te gustaba-el hombre se sirvió otro vaso de té como si ignorase el grado de ardor que aquello tenía.

-Así es...cuando estaba en Inglaterra-dejo la taza en la mesa y le miró directamente con una sonrisa tímida,  sabía que podía tener esa confianza con él ella lo sabía con total exactitud, no porque lo intuyera o porque se lo hubiesen dicho, sino porque fue él quien expresó aquel deseo sin que ni siquiera se diese cuenta, lo había leído y escuchado.

El hombre como ya se esperaba le devolvió la sonrisa con cierta risa elegante pasando su mano por sus cabellos rubios casi albinos para mantenerlos hacia atrás.

-Si en Inglaterra... ¿Acaso no la echas de menos?-la chica se encogió sobre sí misma, si, podía tener toda la confianza del mundo pero debía tener en cuenta las consecuencias que aquello acarrearía. Ojala en ese momento pudiese leerlo, ojalá.

-Si bueno...es lo normal, quizás en verano que aquí hace demasiado calor -intentó con aquellas palabras suavizar su opinión y con una sonrisa evitar la tensión.

-Bueno, hay días que incluso allí en invierno hace calor-la rubia alzó una ceja incrédula porque hubiese dicho semejante tontería,  el mayor en cuanto vio el gesto no pudo evitar reírse a carcajadas y la chica lo acompañó por lo absurdo de la situación, Kamala no daría su brazo a torcer pero él tampoco.

-Me gusta Turquía, me gusta mucho - puso varios terrones de azúcar en su té mientras decía eso y pudo escuchar perfectamente el suspiro cansado de él.

-Lo sé...te gusta pero sabes que en Inglaterra estarías mucho más cómoda- ahora fue a ella a quien se le desdibujo la sonrisa de un solo soplido, apretó su mandíbula mirando la taza mientras removía con una cucharilla el azúcar del fondo con toda la paciencia del mundo, aquello ya no tenía ninguna gracia lo mirases como lo mirases.

-Aquí estoy muy cómoda no necesito nada más-alegó ella, seca, sin mucha emoción y con la prudencia por delante.

- Allí tienes amigos y un instituto de prestigio que te está esperando encantado-el seguía insistiendo y la paciencia de la chica se estaba agotando.

-Aquí también tengo mi vida-sus hombros se encogieron más sin mirarle directamente.

-Pero podrías hacer una mejor...- no le dio tiempo a decir nada más porque Kamala ya le miró de frente enfurecida con él, su entrecejo lo mostraba con total claridad.

-¿Y que hay de mamá? ¿Qué le quedaría a ella?-lo escupió en su cara ya claramente afectada por aquella conversación. Él lo sabía, ella no solo se quedaba allí porque le gustase más el país sino porque acompañaba a su madre y le daba su apoyo, no la dejaba sola…ni tirada…

Y además. ..Sino ,el dinero que su padre les daba cada mes para vivir hasta con algún que otro capricho, solo recaía sobre ella y su madre no tendría otra forma de subsistir.

No era la primera vez que aquel hombre casi albino, su padre, intentaba llevársela a Inglaterra, en alguna que otra ocasión lo había conseguido para después darse cuenta de lo mal que vivía su madre en Turquía. Con suerte pudo volver allí y eso que se suponía que solo eran unas vacaciones. El hombre no dijo nada en el fondo sabía que tenía la culpa de la reacción de su hija ante aquella situación pero no pudo evitar el gesto de reproche que llevaban sus ojos.

-Vale, ya es suficiente tengo cosas que hacer...-La chica tomó su mochila que estaba al lado del sillón tapizado levantándose con la intención de irse de allí,  él también se levantó intentando detenerla.

-Vale Kamala, sabes que tengo dos días más antes de irme de nuevo, por si quieres hacer una visita a tu padre- estaba detrás de ella separado los brazos en signo de conciliación pero lo que él no pudo ver fue la cara de asco que se le formó a ella.

-Lo sé perfectamente...-dicho esto caminó hacia la puerta con presura, pisando aquella mullida alfombra del pasillo del hotel, abrió la puerta y salió de allí como alma que lleva al diablo sin que su padre de lo pudiera impedir.

Miró hacia la calle y el escenario le pareció otro diferente a Turquía.  Hoteles de buena categoría con gente muy bien vestida, coches no lujosos pero sí bastante nuevos y la certeza de que se trataba del barrio rico de la ciudad. Se mordió el labios porque si le recordaba a su vieja Inglaterra, lo había hecho adrede para que la llevase de nuevo a su memoria, aquello le pareció hasta rastrero el poco buen humor que traía de su instituto se había disipado por completo y pensar que aún le faltaba media hora para llegar a casa fue todavía peor, debía tomar el tren y no era algo precisamente seguro, menos para una mujer sin velo aunque el trayecto fuese relativamente lineal o por calles transitadas todos los días.

Tuvo que correr para poder alcanzar el tren a esa hora sino debería esperar durante media hora y a las 8 de la tarde no era precisamente buena idea menos si estaba sola. El tren pito dando la señal de que se marchaba y las compuertas se iban cerrando, con un sprint ridículo pudo ser capaz de atravesar las puertas y llegar adentro pero se tropezó con sus propios pies y casi se cae de bruces con una barandilla para sujetarse. Miró nerviosa a su lado descubriendo varios hombres jóvenes que se reían de su torpeza, se puso coloradísima y solo se dio la vuelta para no mirarles a la cara.

Quince minutos después bajó del tren y se adentró por los barrios más comerciales de la ciudad algo más calmada porque estaba bien transitada lo que dio lugar a arrepentirse de aquello porque apenas escucho como su móvil sonaba, no fue hasta la tercera vez que sonó que se dio cuenta de ese detalle, sacó el móvil con discreción para ojear su bandeja de mensajes, ahí estaba otra vez.

"Cariño sé que he sido un poco brusco cuando te lo he propuesto pero es algo que sabes que me haría especial ilusión si te lo pensaras"

- Y a mí si tu dejases de proponérmelo...-murmuró entre dientes en medio de la calle, vio los otros mensajes y solo eran publicidad por lo que volvió a esconder el aparato no iba a contestarle, sin embargo el muy endemoniado sonó de nuevo y tuvo que sacarlo con cierto hastío

"Mañana tengo una reunión con unos amigos de empresa y quieren conocer a mi familia como sé que tu madre no va a venir me gustaría que tu si lo hicieras"

Aún más incrédula de lo que ya estaba le entraron ganas de tirar su móvil a la calle y que los coches o los ladrones o cualquiera hiciera lo propio, por supuesto no lo hizo, pero de nuevo se escondió el móvil en su bolsillo sin responderle, la verdad era que no quería ir no tenía ningunas ganas de pasar por ahí y mostrar a esos amigos de empresa que su familia  , al menos por parte de su hija, seguía unida, la rubia hacía sus esfuerzos porque algo así sucediera pero todo tiene sus límites incluso ella.

Ya en su barrio una calle estrecha y llena de tiendas pequeñitas, se adentró en un piso no muy alto pero cabía destacar que era el que en mejor estado se encontraba, busco sus llaves en sus bolsillos y abrió la puerta cerrándola después por su seguridad y la de los vecinos. Al llegar dentro de casa pudo sentir como el olor a comida recién hecha la inundaba y relajaba sus nervios hasta dibujarse una sonrisa en su rostro, al fin, no solo estaba en casa si no que se sentía en casa.

-¡Kamala! ¿Ya estás en casa? - era la voz dulce de su madre y algo grave pero sobre todo lleno de vitalidad-¿que pronto no~?- eso último lo dijo con cierto retintín lo que provocó que Kamala supiese, que ella sabía, que algo había ocurrido y seguramente nada agradable, su madre tenía el don de la perspicacia y a veces un tanto más exagerada que el resto de la humanidad y era por ese mismo motivo por el cuál Kamala era casi incapaz de tener secretos, aunque, por supuesto, ella también tenía sus recursos.

-Pues sí...-se dirigió a la cocina donde se encontraba ella friendo carne mientras le añadía cuantiosas especias, otra cosa que amaba de Turquía- no es muy difícil de adivinar que no a ido muy bien....-dirigió su mirada hacía otra parte poniendo morritos como intentando restarle valor a la atención de la madre

-Ya me lo suponía casi siempre acaba igual¿ no? seguro que te dijo lo de Inglaterra-zas...ahí estaba la señora perspicacia que daba hasta miedo en situaciones así.  Ella se giró dejando la carne reposar y dirigió su atención a su hija posando un brazo sobre la encimera y otro en su cadera-sabes que a mí no me importa lo de irte o no es cosa tuya tu decisión soy mayorcita y se arreglármelas yo sola, se supone que soy yo la que debería preocuparse por ti no al revés- Kamala suspiró con resignación, sabía todo aquello pero...pero simplemente no

-He dicho que no otra vez y nada me hará cambiar de opinión seguiré viviendo aquí y creceré aquí-algo molesta se cruzó de brazos y salió de la cocina escuchando de fondo el suspiro cansado de su madre.

-¿Estas deprimida hija? Alégrate que la vida es para disfrutarla- lo dijo medio bailando y haciendo estupideces que Kamala prefirió no ver pero una sonrisa cruzo su rostro-¿Quieres que te fría un kebab?- en ese mismo momento Kamala estalló a carcajadas

-¡¡jajajajaja!!¿ Un kebab? ¿No suele ser un huevo?-se tiró al sofá sujetándose la tripa

-Si pero ya sabes cómo estás tan patriota  y el kebab es lo único turco que conocen los extranjeros- se rio y Kamala de nuevo con ella, si eso si que era desestresante, ya no le dolía tanto la cabeza
Después de cenar no hizo mucho más  solo vieron la televisión hasta que el cansancio hizo lo suyo con kamala a su madre no, que tenía como diez veces más aguante que la hija se quedó un rato más ahí
Se tiró directa a la cama y cerró los ojos para sumergirse en los brazos de Morfeo


*************************************************************************************************************

- No señorita le digo que no estamos cayendo estamos flotando hacia abajo- dijo el conejo por séptima vez, la rubia no hacía más que sujetarse a los bordes de aquel extraño barco- Se confunde no es un barco es una luna - de nuevo aquel conejo blanco hablándole no era uno como en Alicia  era un conejito normal con nada mas de atuendo que su propio pelaje, pero no movía la boca

-¡¿Cómo sabes que me preguntaba eso?!-lo gritó en voz alta para que pudiese escucharle contra el viento huracanado-

-¿Acaso no es lo que haces tú? ¿Leer la mente?-parecía que estaba llamando estúpida a Kamala, ella solo refunfuño porque era obvio que era cierto.

-¿Y porque no mueves la boca?-le volvió  a preguntar extrañada cada vez más desequilibrada en aquel objeto que decía ser una luna, miró mejor los detalles y vio marcados unos símbolos entre ellos una flor de loto.

-No me hace falta niña mi mente es todo lo que necesito ¡el cuerpo es solo paja!- el conejo se revolvió en su regazo y ella se resbaló de la luna dorada quedando tumbada encima de ella, parecía inútil intentar quedar bien en aquel estado encima de aquel objeto extraño y con un conejo blanco en su regazo por lo que decidió no moverse más y desistir en su lucha.

-Nos vamos a hacer daño cuando lleguemos al suelo- le dijo a ese extraño ente que ahora parecía reírse

-Jajaja ai no tienes ni idea preciosa, ¿sabes? Por mucho que os esforcéis porque siempre haya un final aquí no lo hay...no vas a dejar de flotar hacia abajo-a ella aquello se le antojo algo extraño después angustioso y seguidamente peligroso

Sintió como su corazón se aceleraba como no podía evitar mirar hacia abajo en donde dos grandes ojos rosas la miraban y como con solo la mirada conseguía que miles de voces empezasen a surgir en su cabeza cada vez más alto, más tortuoso ,más agónico, pensó que su cabeza iba a reventar, la sujeto con angustia como intentando mantenerla en su sitio y que aquellas voces parasen

-¡Páralas!¡¡ Por favor!!-le suplicó al conejo pero no contesto esa vez no dijo nada ni hizo nada solo se quedó mirándola ya la chica al fin se le ocurrió hacer lo único que no se le había ocurrido, mirar hacia arriba. Movió su cabeza hacia arriba inclinándola y lo observo miles de figuras extrañas triangulares y esféricas flotaban encima de ella como velándola y condicionando su estado. Se hartó ya no pudo más con aquella locura dejó  que las voces gritasen todo lo que quisieran ella ya se había ido, literalmente se había dejado caer al vacío esos ojos rojos se entrecerraron y ella ...despertó a la mañana siguiente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bluecrystals7.deviantart.com/
Kamala Looper

avatar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Edad : 24
Localización : Habitacion 5

MensajeTema: Re: Hace 3 días   Vie Ene 24, 2014 2:56 pm

Aquí el segundo capitulo, e de decir que es mejor leerlo todo de golpe este es lento al principio pero espero que el final sea lo suficientemente entretenido como para hacerlo del tirón...

Tranquis se puede comentar amo los cometns :,D

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


SEGUNDO DIA


Amaneció con el jadeo desesperado de alguien que acababa de tener una pesadilla. La rubia sujetaba su manta con desesperación y angustia mientras intentaba controlar su respiración y su pulso al mismo tiempo con cierta dificultad. Había vuelto a tener un sueño con un conejo, algo muy extraño y que le traía de cabeza desde siempre, hablando de eso... Su cabeza, se la sujeto y el dolor del sueño no se había ido precisamente, seguía ahí molestándola y haciendo que tuviese una migraña persistente… genial...tal vez hasta tendría voces invadiéndola. Se levantó y se estiro notando sus músculos moverse y despejarse para después bostezar perezosa, busco en su armario algo de ropa y se vistió teniendo mucho cuidado con que los colores combinasen, que la falda igualmente hiciera juego, cuidarse el rostro maquillándolo con sutileza, peinándose el cabello y trenzándolo como siempre hacía en una especie de ritual para ella, Kamala era muy coqueta y eso era algo que a le gustaba ser, cuidar su imagen exterior, pero no por dar buena imagen sino por el simple hecho de que ,le encantaba entretenerse de esa manera, una especie de arte. Por supuesto podía permitirse el lujo de comprar mucha ropa y cosas de ese estilo gracias de nuevo a su manutención aun teniendo 18 años...otra cosa que tener en cuenta en cuanto a su dependencia, giró su cabeza varias veces a los lados intentando no pensar más en ello bastante tenía ya esa mañana con las migrañas.
Bajó a la cocina y ahí estaba su madre de nuevo desayunando y sorprendentemente muy bien vestida, no pudo evitar sonreírle extrañada hasta que solo dar un paso hacia la cocina hizo que se llevase las manos a la cabeza, como cuando despertó, ahí estaba con seguridad los pensamientos de su madre calmados y retraídos porque estaba distraída en sus propios pensamientos pero fuertes por ese mismo motivo así que decidió desviar la atención de sus pensamientos… Atenuarlos.

-¡Vaya!¿ Vas a una entrevista de trabajo?-le sonrió intentando fingir que se encontraba bien, como su madre supiese que le dolía la cabeza no iría al instituto y realmente necesitaba ir esa vez. Por mucho que doliera después. Ella levantó la cabeza y noto como sus pensamientos se paraban de golpe y cierto cariño emanaba de ella por lo que la joven también le sonrió, sabía que en una situación así, si daba conversación, los pensamientos eran menos llamativos y tan rápidos que al menos no los entendía.

-Pues si, aunque solo sea como señora de la limpieza debo ir como una dama-le dijo mordiendo su tostada y señalándose a sí mismo con orgullo, su hija se rió con mejor humor y se sentó con ella intentando mantener una conversación civilizada sin que se diese cuenta del pequeño problema y era realmente difícil por la perspicacia de la mujer, claro que no era la primera vez que lo había hecho y que había tenido éxito por lo que aquella vez  también lo tuvo.

Salió de su casa con su mochila y las cosas que debía llevar y aquello fue, como lo esperaba, como una explosión en su cabeza, esas horas eran las peores demasiada gente y además malhumorada, sabía que debía hacer. Tomó fuerzas y empezó a caminar como alma que lleva al diablo casi corriendo por lo menos en su instituto la gente no estaba de tan malhumor por las mañanas y no le contagiaban, como aquel momento que se tropezó con un anciano y siguió su rumbo sin disculparse, una Kamala normal se hubiera parado, se hubiera agachado para ayudar al anciano y se hubiese disculpado, sin embargo esa vez no lo hizo.

Ya en su clase después de un paseo tortuoso por la calle notó que razón no le faltaba los pensamiento eran más activos pero mucho más alegres. Aun siendo más llamativos y por lo tanto una molestia a tener en cuenta. Después de unas horas fue a donde ella quería ir y la razón por la cual había ido a clases. Un profesor le iba a suspender, estaba claro...estaba gritándolo prácticamente incluso alguien que no escuchase aquello que ella podía oía podía deducir que al profesor, la joven, no le caía bien, y sabía por qué, aparte de no hacer apenas ejercicios y sacar matricula en los exámenes, los cuales sacaba esa nota por puros pensamientos impropios, ella siempre era considerada extranjera, por su cabello rubio y su tez clara, por muchos rasgos turcos que tuviese. Tomó al profesor desprevenido y con una sonrisa diciendo algunos halagos sobre su clase al profesor pudo hacer cambiar bastante su opinión sobre ella y por lo tanto su nota .La empatía era su fuerte y el encanto solo era una forma de verse
Después del éxito y de las clases tremendamente aburridas se encaminó a su casa junto a su  amiga Asmá quizás, solo compañera de clase.

-¿Seguro que te iba a suspender? Pero si sacas muy buenas notas y no te comportas mal...-le preguntó su amiga confusa porque no entendía porque había tenido que ir a hablar con aquel profesor en el descanso.

-Mmm... ¿Intuición?  No se, recuerda que nunca me ha mirado bien-se encogió de hombros y Asmá se empezó a reír

-Ya...claro intuición… como en los exámenes ¿Verdad?- Aún que por un momento pareciese que ella sabía su pequeño secreto, no lo sabía, solo dos personas lo sabían y ya era demasiado, Kamala intentó reír por aquello pero la verdad era que no tenía ningunas ganas de hacerlo ya que la cabeza le iba a explotar si seguía así, se pasó la mano por la frente y su amiga lo vió

-¿Otra vez migrañas? No deberías haber ido a clases...-Kamala le dio la razón y sin explicarse mucho más se despidió de ella adentrándose de nuevo en la calle y dejándola con cara de tonta.
Demasiada gente de nuevo no tan malhumorada pero si lo suficiente para sacar a la chica de sus casillas, se sujetó de nuevo la frente al escuchar tantísimas voces, prácticamente corrió hasta casa pero cierto sonido hizo que se detuviera, su móvil otra vez

"Estaré en tu casa a las 7"

De su padre, eso quería decir que aunque no hubiese contestado a ese maldito mensaje,¡ No!, mejor...Aunque hubiese dicho que no, tendría que ir de todas maneras...entonces, ¿Por qué lo preguntaba siquiera? Aquel día estaba siendo horrible y al parecer se estaba poniendo cada vez peor.

Llegó a casa y le comentó a su madre lo ocurrido por lo que ella solo se encogió de hombros y le intentó dar el máximo apoyo, menos mal que la tenía a ella. Paso la tarde sin nada destacable que comentar solo hizo su tarea y revisó su correo para después irse preparando para la condenada reunión esa, tampoco se puso muy diferente algo más de detalles y un moño para parecer algo formal, sabía de ante mano que los amigos, por llamarlos de alguna manera, de su padre no eran precisamente de los que se rascaban el bolsillo para llegar a fin de mes. A las siete en punto ahí estaba muy puntual y bien vestido llamo a la puerta pero no entró y su madre tampoco salió, ni a esa distancia se sentían cómodos el uno con el otro. Su padre solo sonrió pero esta vez Kamala no lo hizo lo miró con gravedad y entro al coche sin decir una sola palabra al igual que en todo el trayecto .Podía oírle como pensaba que era apropiado todo aquello como eran esos amigos y los negocios que debía hacer algo parecido a una inversión, la cantidad a Kamala le pareció excesiva y aquello le preocupó bastante, él pensaba que era una inversión segura y que enseguida tendría el dinero...pero si no pasaba aquello perdería casi todo el dinero que tenía y eso no convenía a ninguno de los dos, casi sin darse cuenta la chica se estaba mordiendo las uñas por la incertidumbre,¿ Dónde habría quedado el sentido común?  O algo más importante, la responsabilidad.....

<<¿Qué responsabilidad? Si ya no lo eres.>>

Estos pensamientos invadieron la mente de Kamala de forma repentina y como un rayo atravesándola transversalmente, lo había pensado ella, no cabía duda de eso y además era muy cierto, no podía decirle nada a su padre por ese mismo motivo ni inculcar responsabilidades ni sugerirle que involucraría y delataría que estaba preocupada por aquello y que además entraría su madre en el juego, fue por ese motivo en realidad que la chica no dijo nada en todo el trayecto hasta llegar al hotel en donde los esperaban

-Vaya ¿Esta es la pequeña Kamala? Si cuando te vi eras así-el hombre hizo un gesto para señalar su anterior altura, a lo que ella sonrió tímida y extrañada pues no recordaba a aquel hombre y mucho menos al segundo que prácticamente se había abalanzado sobre ella para sobarle la cabeza, no, no le hizo ninguna gracia.

Se sentaron en el sofá que había frente una mesa, se podría decir que estaban solos, apenas había un par de personas por aquel salón lo que hizo propicio el que discutieran de negocios en esa misma sala. Realmente Kamala no prestaba mucha atención a la conversación, las palabras dichas se mezclaban con las pensadas y en su mayoría tenían un ritmo unísono, en su mayoría,  ahí se dio cuenta de algo muy extraño que no debería estar sucediendo, había un pensamiento que no coincidía con lo dicho, lo que significaba que mentía y con un asunto tan delicado como aquel hizo que el vello de su nuca se erizara alarmada. Cerró los ojos y se concentró, ¿Quién mentía?... Su padre no desde luego era astuto y manipulador pero parecía fiarse de ellos por el hecho de que eran amigos de casi toda la vida. El segundo hombre apenas hablaba pero coincidía con lo que decía el primero y ahí estaba la discordia, ese hombre mentía sobre lo que estaba diciendo a su padre

-Si la inversión se haría de un mínimo de 80.000 dólares y los beneficios estarían en tus manos en menos de seis meses-¡Mentiroso! Su mente decía que podría pagar mucho menos…no, ¡NO! que el tiempo...ni siquiera había tiempo porque era una inversión fantasma, aquel tipo pensaba desaparecer en cuanto tuviese el dinero. Un sudor frío resbalo por su sien haciéndole temblar de terror.

-Por supuesto necesitaré esos papeles para antes de mañana - Su padre, siempre precavido no lo estaba haciendo mal, sin embargo el tipo ya lo tenía todo pensado los papeles estaban amañados y eran falsos, no había forma de averiguar su veracidad sin un laboratorio al lado, aparte el tipo también pensaba en la última estafa que había realizado ósea que no era la primera ¿Y su compañero? ¿ Sabría lo que estaba haciendo? Aquel tipo apenas pensaba y la concentración de la rubia estaba plena en la cabeza del amigo inversor de su padre, ella estaba sudando frio y no podía ni tragar saliva por el nudo en la garganta que tenía ¿Qué haría ahora? Había demasiados interrogantes y peligros en los pocos minutos que habían pasado de conversación,  debía decírselo a su padre, no sabía como pero debía hacerlo, tal vez, con muchísima suerte esta vez sí creería su paranoia de voces en la cabeza.

-Disculpen debo ir al baño-les dijo Kamala levantándose mientras los tres hombres la perseguían con la mirada. Un solo giro a la izquierda y ya estaba aislada de la mayoría de pensamientos...que maravilla que descanso, inspiró aire y organizó sus ideas debía apartar a su padre de esos tipos aislarle para contárselo en secreto y rezar por que se lo creyera, lo primero al menos tenía alguna posibilidad lo segundo...ojala  Alá, los dioses, Buda, quien sea la estuvieran escuchando.

Nada más volver, estaban a punto de cerrar el trato con un apretón de manos, había tardado demasiado por lo que corrió para ponerse en medio de los dos y evitar el apretón.

- Y...¿Q-que tal si damos una vuelta y despejamos la mente?- le dijo a los tres nerviosa, pudo oír perfectamente la confusión y el enfado por parte de su padre al ser interrumpido.

-No creo que sea necesario...-le dijo su padre y el amiguito asintió de la misma manera

-Un momento...-tomó la mano de su padre muy nerviosa, él lo notó incluso el estafador lo notó y tomó su móvil con cierta preocupación ahora sabía que ella dudaba de él y no le convenía en ningún sentido preguntándose continuamente como había sospechado de él y cuanto sabría.  Arrastro a su padre lejos al pasillo de al lado para asegurarse de que no había nadie.

-Hija ¿Qué te ocurre? Esto no es propio de ti… No es ni indicado - la chica tuvo que contenerse para no gritar a su padre, él no sabía nada de ella pero en ese momento no fue algo que realmente importase al menos no en ese momento.

-Mira....debes confiar en mi...esos tipos no son tus amigos quieren llevarse el dinero es una inversión fantasma son estafadores- lo dijo lento y pausado mirándole a los ojos para intentar empatizar con él pero solo se cruzó de brazos y la miró con seriedad y enfado.

-Ya muy bien, y ¿Me quieres decir como sabes que mi negociador quiere estafarme cuando ni siquiera os habíais conocido? O  ni siquiera sabes de que va todo esto-efectivamente el hombre mentía hasta para eso. Ahora a la rubia tragó saliva con pesadez- Me sorprende que puedas llegar a decir algo así sin pruebas kamala en un momento tan delicado y de esta manera.

-Es que sabes cómo lo sé-claro que lo sabía el hombre lo estaba gritando en su cabeza esa preocupación sobre una falsa esquizofrenia heredada.

-¿Otra vez Kamala? ¿Es que tu madre no te lleva al especialista que le dije?¿¡ Sigue creyendo que eso que te pasa no es una enfermedad que es cosa de demonios?!-poco a poco iba subiendo el tono de su voz y Kamala intentó calmarle pero sucedió lo contrario fue ella quien se contagió de su enfado y la mezcla de su propio nerviosismo, se llevó las manos a su cabeza.

-¡No es eso! Es verdad! Lo juro, lo he oído,¡ Sé que no pretenden nada bueno!-ella seguía insistiendo alzando la voz como él.

-ya he oído suficiente,¡ Tu madre no sabe que debería contigo! Estarías mejor conmigo.

-Me voy a quedar aquí ya te lo he dicho y ese no es el punto-Su voz también se alzó

-¡Basta! Escuch-fue interrumpido-

-¡NO! basta,¡ Escúchame tú a mí por una vez en tu vida!-su padre se alejó de ella unos pasos no solo porque su voz se escuchó distorsionada sino porque un jarrón que estaba bastante distanciado de ella se había precipitado al suelo y se había hecho añicos. Con cosas como esas incluso él no podía negar que algo extraño había ocurrido.

Ella se quedó pálida al ver lo que acababa de suceder volteándose varios grados para ver el jarrón escuchando las preocupadas mentes que había alrededor, esa cosa se incrementaba con el nerviosismo. Ya había tenido suficiente por hoy.

Tomó su chaqueta y corrió hasta la puerta de salida ni los gritos de su padre ni del servicio ni nada la detuvieron para escapar de aquella pesadilla y desafortunadamente adentrarse a otra. Gritos le inundaban su cabeza, sin sentido pareciendo órdenes que hizo a la chica contraer su rostro en un gesto de puro dolor como miles de agujas insertadas en la cabeza, igual que gemir con sus manos rodeando su cabeza, apenas podía pensar porque en su mente apenas había hueco para sus propios pensamientos, ¿A dónde iría? , ¿Derecha? ¿ O era izquierda? No, delante, no, delante estaba el cielo,¡ NO! eso no, tenía que ir con...¿Alguien? ¿Acaso tenía que ir a alguna parte si quiera? ¿Porque estaba ahí?  ¡Sí! La estaban esperando todos, ¿Quiénes? Él la había mirado ¿Quién era él?  ¿Por qué seguía despierta si debía madrugar mañana para ir con ella? ¿Que era aquel extraño pitido y porque parecía que estaba andando sola? Sus piernas… Esa dirección ni sabía si la conocía  puede que si, puede que no, ¿sería sus propios recuerdos o los de alguien más?  ¡Ya no podía ni saberlo! Esa chica de ahí no paraba de pensar en el dinero no, ni siquiera sabía si era ella o era el hombre de al lado que reproducía una canción, él y unos 20 más estaba rodeada de mentes que aprisionaban la suya, la embutían y aislaban, incluso manipulaban y confundían sintiendo de alguna manera que se había perdido ella misma y no se encontraba que todas aquellas voces la habían eliminado y la volvían loca poco a poco, ni siquiera supo cómo caminar bien, y de nuevo la dirección,¿ Izquierda? ¿Derecha? Ya no importaba porque  de repente un sonido que no era precisamente de una mente la interrumpió...era...un clacson?¡ Si lo era! Estaba en medio de la calle y pudo salir porque algunas personas dejaron de pensar al ver que pasaba en la carretera ...eso, eso era lo que debía hacer distraer la masa de mentes pero ¿Cómo? De nuevo esa apabullante y agónica sinfonía la invadía y no pudo soportarlo más estaba a punto de sucumbir a la ansiedad y al pánico, así que lo hizo, se arrodillo en el suelo sujetándose la cabeza y grito a pleno pulmón en medio de las calles. Y por fin

Pararon

La gente la miraba ahora aún más extrañada y hasta temerosa pero no pensaba tanto como antes su atención estaba fija en la rubia arrodillada que ahora suspiraba con un alivio infinito como si descansara de una tortura y pudo pensar bien...debía ir a su casa y ya sabía la dirección.  Con rapidez se levantó y corrió directa hacia la dirección idónea lo más rápido que pudo para aprovechar ese poco tiempo de lucidez que había ganado. Las calles se le hicieron tremendamente largas y estuvo segura de que había perdido la dirección hasta que se sorprendió ella misma abriendo la puerta de su casa jadeante de manera alarmante.

-¿Kamala? ¿Qué te pasa? ¿Por qué has vuelto tan pronto hija, estas bien?-obviamente ella ya sabía lo que le ocurría a Kamala de nuevo esas "migrañas" tan fuertes, pero no iba a dejar que su madre se preocupara más de lo debido y menos por ella por lo que antes de que saliese del salón la rubia se precipitaba escaleras arriba a su cuarto.

Su madre gritaba y suplicaba que le dejase ayudar pero cerró la puerta de su cuarto con fuerza y la bloqueo con una silla.

Se escurrió hacia el suelo descansando más de media hora sin pensar demasiado solo varias frases para saber que era ella misma que podía escribir, hablar y moverse sin dificultad, temía porque alguna ve ocurriera algo así.  Se levantó finalmente y de su cajón tomo un bote de somníferos sacando cuantiosos a su mano

《No...Kamala...piensa un poco...solo dos...y  no aumentarás la dosis》

Hacía años que el médico le recetó aquello para la cabeza y sus migrañas, un somnífero normal, si dormía y no soñaba la mente descansaba y por lo tanto ella descansaba. Tomó esas dos pastillas y se miró al espejo por un momento juraría que vio sus ojos rojos, ¿Quizás el humo de la calle?, ya ni le importaba estaba derrotada y no quería hacer nada más se tiró a su cama con un vaso de agua y las pastillas al lado y dejó que finalmente aquellas pastillas hicieran algo con su puta cabeza.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bluecrystals7.deviantart.com/
Kamala Looper

avatar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Edad : 24
Localización : Habitacion 5

MensajeTema: Re: Hace 3 días   Miér Feb 12, 2014 2:16 pm

TERCER DIA


No quiso despertarse, no esa vez...ni siquiera había soñado,  ni conejos parlantes ni lunas cayéndose ni ojos de cabra mirándola y manipulándola, confundiendo sus pensamientos y quien era. Ya ni se acordaba bien de cómo había conseguido huir de aquella masificación la noche anterior, tantas voces juntas confundiéndola y haciendo que ni se pudiera escuchar a ella misma...como estar en un macro concierto, pero sin música buena y en tu cerebro, por mucho que intentases gritar para que te oyeran ni tu misma te podías oír. Abrió los ojos solo para ver el estado de las cosas y asegurarse de que realmente estaba en su habitación cosa que así era, levantó la vista para intentar ver más allá y vio el vaso de agua en su mano y aún más lejos estaba su puerta cerrada con un mueble, mierda su madre, recordó como la noche anterior quiso evitar todo contacto con ella de forma un tanto brusca seguro estaría con un disgusto tremendo y ni que decir de su padre...en ese preciso instante se le antojo una tarea titánica el seguir el ritmo de su familia...siempre pensando en ello y nunca en sí misma.
Al fin puso un pie en el suelo y se rascó su cabeza con pesadez ya no le dolía,¡ Aleluya!, se sentía hasta despejada, no más ruidos más que los suyos propios y sonaban altos y claros con suavidad reconfortante, al menos tendría algo bueno esa mañana. Se acercó al espejo y se miró, otro desastre que arreglar, rió divertida por la maraña que se formaba en su cabeza, tomó el cepillo y ropa para salir de su habitación y dirigirse a la ducha y esta vez sí que no le importó absolutamente nada si los colores combinaban o así estaría parejo la falda con la blusa. Dirigió su mirada al fondo del pasillo para ver si su madre estaba dentro o por los alrededores pero no, estaba en la cocina con ese sonido tan característico de los cubiertos y vajilla chocando entre si, ya iría hacia allí nada más acabar y en cuanto lo hizo su madre alzó su propia mirada cansada y preocupada bañada en ojeras, signo de no haber dormido nada, Kamala sintió de repente todo el peso de la culpa.

-¿Estas bien?

-Eso no debería preguntarlo yo ,¿ Tal vez?- le preguntó su madre girando su cabeza a un lado visiblemente ofendida, la rubia solo agachó la cabeza sumisa- ¿Que ocurrió ayer? No...no mejor no me lo digas porque ya sé que ocurrió tuve hasta que llamar a tu padre para saberlo y me dijo lo de tu cabeza...


- Ya...supongo que esta vez, ¿Sí me llevaras a ese especialista?-no le miraba a la cara

-No...tú también sabes mi opinión y tu bisabuela no podía leer el pasado de los objetos por nada, creo firmemente en ello , ¿Quieres que te vuelva a contar la historia?

La historia, esa leyenda que le contaba cuando era muy pequeña para poder explicarle porque oía miles de voces y le sirvió por un tiempo hasta que ella misma se empezó a cuestionar la veracidad de todo aquello y si lo que le pasaba no era más que una enfermedad mental hereditaria. Una mujer enamorada de un hombre que no podía obtener y un demonio que le ofreció su ayuda con el pago de poseer su cuerpo por la noche, la mujer conseguía a su amado por el día pero por la noche era un monstruo ladrón de sueños y pensamientos, la cosa acababa con que la mujer era descubierta y el demonio al revelar su identidad la maldijo a ella y a los hijos de sus hijos durante siglos...lo bueno es que la mujer turca consiguió a su hombre fueron felices con sus descendientes y blah blah el caso se suponía que por parte de ls madre de kamala esos poderes eran heredados cada 50 años sino más, había hasta un libro de familia en donde se marcaba con un ojo magenta brillante las personas que tenían aquella “maldición" y la rubia era la última de la lista con aquella marca. Pero como ya había pensado, solo podría ser la explicación de una enfermedad la cual no podían explicar en aquellos tiempos por culpa de la poca información.

- No...no es eso- y como si la morena pudiese leerle la mente a ella en esta ocasión se levantó y sacó de su bolsillo un papel extraño- yo también llegue a dudarlo ayer y hasta me planteé lo del médico pero cambié de opinión al ver que había llegado esto..

Le entregó el papel y ella lo examinó con cuidado, una carta blanca normal con inscripciones doradas, no ponía el remitente tan solo que llegaba de Japón,  ¿Japón?  Hasta le costó ubicarlos en su mapa mental, Una carta de un lugar tan alejado y del cual no tenían ninguna relación...¿Por qué habría legado una carta de ahí?  Estaba abierta...vamos que su madre ya lo había abierto. Metió su mano dentro pero desvío la mirada para observar que su madre ya se había ido, ¿Querría dejarla sola con la carta? extraño...jamás la dejaba sola cuando algo tenía que ver con ella y además era de suma importancia, pensaría que no sería importante sino fuera por su expresión facial que indicaba justo lo contrario...tal vez, quería que juzgase ella misma algo. Al fin la saco. Otras inscripciones en oro elegantes y otras en negro tinta contaban algo de que sabían que le ocurría porque ocurría y que en un centro podrían ayudarla, Gekesho...gekusho....un nombre impronunciable era el que tenía aquella institución o eso pensó que era su nombre, lo primero que pensó era que aquello solo era una broma de alguien que quería pasarse con ella al verla ayer gritando por la calle, pero parecía tan real, ¿Quién en su sano juicio redactaría una carta tan bien hecha para, solamente, gastarle una broma? Pasó la yema de sus dedos por la carta la cual tenía buenos materiales y se fijó abajo varios nombres en la parte inferior derecha de la carta Plumm Calamita, Shipee Nalimnova, joos Vestein, Van Vestein, Eiren Arlovskaya,Tamre Capruru,  parecia que aquellos si eran los autores de aquella extraña y misteriosa carta y no supo porque aquello le alegró le fue como un bálsamo reparador, ¿y si no era broma? Si realmente todo aquello que ponía la carta era verdadero...¿si había gente que realmente le sucediese lo mismo que a ella? Adiós soledad sentirse desplazada y obligada a ocultar algo que poco a poco se iba haciendo más grande y más difícil de controlar pero que por otra parte también era parte de ella y no quería quitárselo pues sin ello no sabría como manejarse por el mundo. Se guardó la carta y fue directa a su madre de nuevo.

-¿Es esto cierto?- no le puso una cara muy amable-

- No lo sé pero tiene toda la pinta...o eso creo... ¿Tú que crees?-le dijo la mujer mayor alzando una ceja

-Creo que no lo sé. ..- y no era mentira

-Como veas Kam, puedes elegir...o el médico o la institución esa en el culo del mundo- no dijo nada más solo tomó su café y siguió con sus cosas.

Kamala volvió a la cocina y se preparó el desayuno aunque después ni lo toco, para seguidamente volver a leer la carta una y otra vez de arriba abajo, notó varios detalles que antes había pasado por alto como un sello que parecía ser el de aquel lugar, su jeroglífico distintivo tal vez y al lado tenía...uno ojo que le resultó demasiado familiar como para pasarlo por alto, sus ojos se ensancharon y estuvo a punto de atragantarse con la tostada al relacionarlo finalmente, se levantó de un saltó y como si no hubiese un mañana subió las escaleras buscando en los cajones del cuarto de su madre el árbol genealógico. Lo desenrolló con mucho cuidado ya que el material tenia muchísimos años y era frágil, se preguntó momentáneamente si su madre lo tenía ahí por vagueza o porque le daba miedo a tratarlo sin que se rompiera pero ahí estaba ese ojo...de color magenta iluminando los nombres de quienes sufrieron lo mismo que Kamala, no eran muchos pero ahí estaban y en su nombre aparecía,  desde luego obra de su madre pero era el mismo...y el mismo también que aparecía en la carta, por lo que ya estaba claro...Su madre se había fiado de aquello por el sello del ojo y aquello lo hacía tremendamente susceptible a que la carta fuese real. Aquel sello aparte de ser antiguo era desconocido, por lo que no podrías verlo en museos o escritos antiguos al menos no con frecuencia se trataba de algo muy raro y desconocido y que apareciese allí era demasiada coincidencia. Enrollo de nuevo el papel y lo dejó en su sitio...debería despejarse un poco las ideas tal vez darse una vuelta.
Salió de casa con la luz de la mañana dándole de llevó en su pálida tez, solo pálida a la vista de los demás turcos que pasaban por la calle como siempre ocurría varios se le quedaron mirando por unos segundos pero prosiguieron con su destino y si la rubia se concentraba podría oír pensamiento como "extranjera" en la mayoría de casos, ni siquiera le daba importancia estaba demasiado acostumbrada.

Empezó a caminar y como si aquello ya fuera algo predestinado o incluso rutinario el móvil sonó con su típica sinfonía de mensaje nuevo una canción de Lorde, artista para nada reconocida, con un suspiro pesado sus pies se pararon y dirigió su mirada castaña a su bolsillo de la chaqueta en donde estaba el móvil,  lo sacó y apretó el botón de desbloquear para leer el dichoso mensaje y ...que sorpresa era de su padre...como no

"Hija, no sé exactamente qué fue lo que ocurrió anoche, y se lo que piensas respecto a lo que te dije en cuanto a tu problema, voy a llamar a tu madre para que sepa lo ocurrido y hablare con ella para que páralo del centro, espero que no tengas nada en contra porque es por tu propio bien y puede ir a más, ni siquiera sé si estás bien o si has llegado a casa entera así que quiero un mensaje tuyo en cuanto veas este mensaje"

Todo absolutamente todo su mensaje era una orden, por supuesto que debía contestarle si quería que todo estuviera bien así que agarro su móvil con frustración y empezó a teclear pasando sus yemas por los botones ya gastados.

"Estoy bien"

Sencillito y escueto lo más fácil y aceptable que podía hacer en ese momento, no le daba muchas vueltas al asunto y contestaba al mensaje pero si fuera por ella ni si quiera le hubiese contestado sencillamente. Se empezó a cuestionarse mentalmente si todo aquello valía la pena, lo hacía por una persona más no era por ella, quizás si fuese por ella ya se habría ido de Turquía y de Inglaterra desde hacía ya tiempo , pero le daba pánico irse y esperar a ver qué ocurría con los demás o lo demás, como se solía decir solo hacía falta relajarse para que ocurriese algo, aunque también estaba eso de que quien no se arriesga no se hace a la mar...era sin duda el mayor conflicto interno que tenía con ella misma y era verdad...quería irse irse de verdad lejos de todo aquello de ese stress continuo, de toda aquella presión y averiguar qué era lo que sucedía con su cabeza .

Sin darse cuenta de lo que hacía o por donde iba se internó a una calle que jamás había visitado y podría jurar que había ido directamente al mercado...pero no era así...era extraña los carteles tenían símbolos extraños y las paredes estaban algo torcidas para después mirar al fondo y descubrir una tienda también muy extraña con esa inclinación y las cartas del tarot dibujadas en la puerta....¿Un adivino?...no creía en esas cosas y menos para gastarse el dinero en alguien que te iba a timar...pero...en todo caso se estaría llamando hipócrita a si misma sino creía en ese tipo de parapsicología después de rodo ¿Quién era la chica que se dedicaba a leer la mente de los demás? No tenía nada mejor que hacer por lo que rio con un suspiro cansado y empezó a mover sus piernas para entrar en la tienda estrafalaria. Olía. ..a incienso. O quizás otra cosa parecida que seguramente no querría saber que era, si lo veía todo muy raro siempre podría salir huyendo.

-No chiquilla no te vayas sé que quieres estar aquí...lo necesitas.-

para la sorpresa de Kamala no se trataba de una joven esotérica o una vieja horrible y arrugada, lo común que podías ver en esta clase de tiendas, era un señor mayor con el cabello blanco largo y atado a una coleta con unas gafas redondas que ocultaban sus ojos y a juzgar por su bastón,  la rubia juraría que era ciego

-Ven...hay una duda en ti que quieres que resuelva ¿Verdad? Lo veo en tu mente, puedo escucharlo hasta desde aquí-¿Que podía escucharlo? Si pensó que eso era suficiente para quedarse si se trataba de un timador sabía demasiado de ella ya que si quería que confiase utilizaría algo que pocas personas supieran y lo de "escuchar" era algo prácticamente secreto y guardado con recelo.

-¿P-perdón? ¿Cómo que oír? -le preguntó con timidez, sus pies se deslizaban hacia atrás con miedo por el anciano pero este se adelantó con una sonrisa cálida hacia ella y tomó su mano, la chica dio un bote del asombro a lo que el hombre solo rió.

-Tranquila muchacha que no te voy a hacer daño solo quiero leerte mejor...¡y la primera consulta es gratis!-de nuevo esa sonrisa que inspiraba confianza con tan solo verla, le dejo su mano. Este no hice lo típico de ver la mano y pasar la yema de los dedos por la palma de la mano. Solo se quedó ahí sosteniéndola hasta que su cara se convirtió en una de puro asombro como si acabara de descubrir algo increíble, a Kamala aquello si que le dio un miedo que le recorrió la espalda de arriba abajo-tú...-sus labios empezaron a ensancharse como si fueran a irse de la misma cara en una sonrisa que esta vez le pareció tan sincera y pura que incluso ella se contagió y le devolvió la sonrisa sin saber porque o el motivo.

-¿Ocurre algo?-le preguntó con aquella timidez intimidada.

-¿Sabes? Llevo 50 años sin toparme con nadie como tú...es una alegría no sentirte solo ¿Verdad?-y con ese gesto bajo su mirada desvelando sus ojos grises, mate y desde luego ciegos...se fue hacia una mesa y puso dos tazas de té-ven siéntate sería un gran error por tu parte el irte antes de tiempo

Ella solo lo miró pestañeando varias veces como si no diera crédito a lo que veía pero hizo caso y se sentó en frente de él

-Perdone...¿Qué quiere decir con alguien como yo?-dio una risa floja y nerviosa

-Como si no lo supieras...mira a tu alrededor, ¿Que ves?-kamala miro y solo vio su tienda llenísima de cosas de esoterismo aromas y dibujos extraños

-Pues...¿Su tienda...?-no le miró directamente a la cara

-Sí, pero todo esto es pura paja...no sirve para nada en realidad es todo fachada para que los demás se queden hipnotizados con gente como nosotros y saque el dinero...sin embargo de vez en cuando aparece gente...que sabe cómo hago lo que hago porque ellos también lo hacen...no sé si me sigues-por supuesto que le seguía sus sospechas se hacían realidad cuando dijo aquello, él era igual que ella, tenían la misma habilidad con la que sacaba beneficio de los demás que se fiaban de aquella habilidad, pero...¿Y si solo se estaba dejando llevar por el entusiasmo ?-es probable, no todos los días se recibe una carta de esas índoles, se sufre una explosión lectora y se conoce a alguien igual a ti.

-vale, vale ¿¿Cómo sabe todo eso??....-sus manos se posaron en la mesa ya muy nerviosa y esta vez sí le miró a la cara.

-De la misma forma en la que tú sabes cuando tu madre está mal o como sabes la respuesta número cinco del examen sin siquiera haber abierto el libro-le sonrió de nuevo como si aquello fuera lo mas natural del mundo, la rubia se quedó sin palabras su tez pálida estaba cada vez más blanquecina y sus ojos se dilataban como si estuviera en peligro, solo pudo quedarse ahí mirándolo.-me llamo Echo, un placer en conocerte Kamala- A la mierda...hasta sabía su nombre , había que ser estúpido si no se podía creer a algo así, solo agachó la cabeza y de nuevo fue incapaz de articular una sola palabra-está bien como no me dices nada tendré que decirlo yo, puedo decirte...lo primero, que la carta es verdadera, que existe el sitio y que es lo mejor que puedes hacer con lo que te ocurre, créeme que esto irá a más y no jajaja no es ninguna enfermedad por suerte tu madre tiene razón.

-Dios mío...-paso su mano por su rostro como cansada del asombro continuo del anciano

-Perdona pero parece ser la única manera de que me escuches y de que además creas en lo que digo..-tomó su taza de té y tomo un sorbo largo.-bueno ¿Qué te parece? ¿Qué elección vas a tomar después de esto?

-¡Como si lo supiera ya!-había conseguido ponerla de los nervios con todo aquello-si de verdad lees mi mente sabes que no puedo ir a ningún lado

-jajaja por dios Kamala chiquilla si eso es una tontería es solo una excusa porque te mueres de miedo-siguió riendo divertido y ella cada vez le hervía más la sangre por su ataque de risa a lo que la chica dio una palmada fuerte a la mesa y el anciano dejó de reír, se puso de pie.

-Creo que se le olvida el concepto que yo también puedo leer mentes señor Echo-en muy contadas ocasiones Kamala se ponía furiosa con alguien, por lo general era una persona de lo más tranquila y tolerante, pero aquello consiguió sacarla de sus casillas y además, defenderse, por lo que como una bala tomo la cabeza del anciano posando sus dos dedos pulgares sobre su frente...si de verdad era lo que decía en seguida lo sabría leería su mente de arriba abajo todo lo que pudiera saber lo sabría.  Pero no ocurrió nada, no leyó nada, era como si intentara leer la mente a la nada-...¿Qué ocurre?-susurró asustada separándose de él quien llevaba una cara de pocos amigos terrible.

-No vas a poder leer mi mente ni en sueños al menos no por ahora...-jamás le había ocurrido aquello con nadie por lo que o estaba muerto o simplemente no podía leerlo porque él se lo impedía- ¿Ahora me crees de verdad o tengo que seguir sacando cosas?

- No, no, está bien...le creo...-realmente ya le creía, se sentó de nuevo

-Como decía. ..Solo depende de cuan valiente seas para ir a ese lugar y no me preguntes como es o donde esta porque no pienso contestarte solo lo averiguaras si vas allí por ti misma.

-No es tan sencillo no es solo cobardía-ya no le quitaba la vista de encima al señor Echo.

-Es muy sencillo en realidad...solo tienes que irte- se encogió de hombros

-Pero...¿Por qué tiene tantísimo interés en que una chica que acaba de conocer se vaya a esa cosa? es decir...incluso a mí me suena sospechoso...

-Por qué te diré que sé exactamente que te ocurrirá si no controlas bien lo que te sucede, ¿Sabes esa gente del manicomio que dice que oye voces? Bueno, un 1% es verdad…y tú podrías formar parte de ese porcentaje, yo por poco lo fui pero…supe que hacer antes de que fuera demasiado tarde- Y después de eso Kamala se levantó y se dirigió a la puerta a lo que el hombre le siguió-Pero espera...toma esto -le dio una tarjeta de su establecimiento ponía algo de "la llamada del psyche" y más información

-Gracias por el té señor Echo- y dicho esto se fue de la tienda de la calle y de todo lo que hubiese cerca y por arte de magia volvía a estar en su sitio en la misma calle de antes y en el mismo lugar, es más si se atrevía a mirar hacia atrás no encontraría por donde había venido. Una cosa le quedaba clara...debía pensárselo y esta vez en serio porque ya no le cabía duda alguna de que todo aquello era real.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El motor del avión rugió como si de un extraño derrumbe injustificado y espontáneo sin fin se tratara. Kamala miro preocupada hacia el lugar de aquella explosión pero afortunadamente no era su avión ni su destino, porque si fuese así ella ya llegaría tarde a su cita rumbo a Japón, el avión de al lado iba destinado a las Bahamas, la rubia rio irónica ante la información del rumbo...las Bahamas, un destino tan sumamente diferente del que iba a tomar, lleno de playas, calor y el singular ambiente de fiesta perpetua, aquello si que era un paraíso, en cambio Japón rezumaba trabajo tan solo el oírlo, se le llenaba la cabeza de imágenes con gente asiática yendo de un lado para otro sin parar y trabajando hasta que el sol desapareciera, una zona muy aislada del resto del mundo con su singular tecnología avanzada y sus tradiciones tan arraigadas a la tierra de las tres islas que además se fusionaban increíblemente bien con esa edad moderna que vivían y desarrollaban día tras día, si, muy diferente de lo que tenía en mente sobre las Bahamas, que en realidad era solo por poner un ejemplo de otro lugar del mundo, para la rubia era la primera vez que se iba tan lejos de casa, prácticamente dando la vuelta al globo, al otro lado del planeta, eso sí, volvería a ver la nieve, o eso esperaba, y no era una mala noticia, desde que se fue de Inglaterra no la había vuelto a ver de verdad, Estambul era una zona costera y además el calor era el suficiente como para que en invierno aunque callera nieve, no cuajase. Miró su reloj por quinta vez en menos de 15 minutos, era notable que estaba nerviosa y que agarraba con singular fuerza su equipaje de una forma bastante antinatural y además ridícula, varias persona la miraban con una media sonrisa pero seguían a lo suyo cosa que hizo que Kamala no se diera cuenta de su situación. El móvil sonó.

"El dinero ha sido ingresado satisfactoriamente, gracias"

¡Bien! Ya estaba todo, no faltaba nada, ahora solo había que rezar para que no supiera el verdadero destino de su hija, le había dado el dinero más que necesario para viajar al extranjero a una increíble institución alejada de la mano del mundo donde médicos profesionales tratarían su enfermedad, cosa que no era mentira pero tampoco era del todo la verdad, no serían médicos, eso seguro pero si la tratarían de ayudar con esa "enfermedad" suya o eso es lo que esperaba la mestiza y su madre que sí sabía dónde se dirigía exactamente, de saberlo por la parte masculina estaba muy bien sabido que de ninguna manera le hubiese dejado ir, según él ser la mejor manera de fomentar que la cosa fue a más, y aun así a pesar de ello, Kamala en cierta forma se sintió querida, porque por ambas partes aunque disconformes con la opinión del otro, querían la mejor solución para su hija y que en definitiva...dejase de sufrir y ella lo esperaba con los brazos abiertos, una solución a todos esos problemas, es más se alejaría de todo lo malo y al fin ver algo nuevo, gente nueva, ¿Quién sabe? Quizás nuevos amigos. Se rió por sus propios pensamientos tan positivos, al menos era un avance. Su mirada castaña pasó por los que esperaban en la puerta a que se abriera la puerta de embarque y se preguntó internamente si a alguno de esos pasajeros le habría llegado la misma carta que a ella, cuantas probabilidades habrá de ello si la edad importaba o si la carta era a nivel mundial...desde luego la que obtuvo ella fue u a carta escrita en inglés, por lo que lo de mundial se le hacía posible.
La puerta se abrió finalmente y Kamala con un suspiro y reuniendo la poca fuerza que le quedaba fue a parar a la azafata que tomó su billete y le indicó su asiento en el avión, con vistas al exterior por una ventanita como un ojo de buey de un barco. Se acomodó todo lo que pudo en el asiento y cerró los ojos cuando el avión empezó a rugir con la voz de las azafatas diciendo que hacer en caso de emergencia y el destino en varios idioma, se callaron y el gigante tomó velocidad notando como su cuerpo entero quedaba aplastado contra el sillón hasta que no sintió el estómago y abrió los ojos, estaba volando.



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

JQEIOJFCWERINV!!! cof cof que diga...AL FIN!! dios lo termineeeee ;A; ni yo me lo creo mi objetivo de terminar un fic ahora es real (?) asdasdasd bueno como dije esto acabaría con el tercer capitulo donde se ve que Kamala ya se va hacia japon y eso por lo tanto el fic esta terminado, queria recalcar algunas cosas y asuntos de Kamala que ni por rol ni por otros medios he tenido la ocasion de comentar, como el señor Echo (fans de lost ples a mi (??)) tambien decir que en este fic no hay imagen porque? simple, estoy enferma meca con una gripe que te cagas y ya estaba bastante arta de no terminar el fic asi que asi se queda e igual con faltas de ortografia o temas parecidos...lo siento en serio pero mi cuerpo no puede mas

ahora si podeis comentar lo que os de la gana!! jajajajaja(porque cuernos no hay emoticon de corazoncito?? adfasdf)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bluecrystals7.deviantart.com/
Kameneskaia Misha

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 02/06/2013
Localización : Gesshoku Highschool

MensajeTema: Re: Hace 3 días   Sáb Feb 15, 2014 9:10 pm

asjkdhsaksjdhsajk
1. dibujas precioso
2. te amo kamala
3. misha tambien te ama -siclaro-

Es lindo volver a verla! pense q estaba muerta como otros ocs q solo estan por alli botados (?) D: <3
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kamala Looper

avatar

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 02/12/2013
Edad : 24
Localización : Habitacion 5

MensajeTema: Re: Hace 3 días   Dom Feb 16, 2014 10:43 am

1.sbhbdjwnjs griaaas!!-se derrite-
2. Y ella a ti
3. Y ella...tal vez oye quien sabe?(???)

jajaja!!! Para nada! Kamala esta muy viva incluso mas que antes a decir verdad lo unico que roleo por aqui por forito ovo se me hace mas comodo por lo del horario :,D eso y subo cosillas suyas en mi tumblercillo, kam esta, pero no en da necesariamente.
Hablando de ocs y tals u-u misha que tal estas? Hace tiempo que si que no se nada de ti....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://bluecrystals7.deviantart.com/
Kameneskaia Misha

avatar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 02/06/2013
Localización : Gesshoku Highschool

MensajeTema: Re: Hace 3 días   Lun Feb 17, 2014 10:24 pm

pasame tu tumblr..creo q no lo tengo D:





Misha: oh estoy bien.....excelente...no lo vez? -dice mientras se peina frente a un espejo- (??????) ok no XD
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hace 3 días   

Volver arriba Ir abajo
 
Hace 3 días
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El argentino del Barça no hace leña del árbol caído
» A quien hace mas daño Marca con sus portadas, a Barça o Madrid??
» CON PAN, QUESO Y VINO SE HACE EL CAMINO
» No hace falta decir nada mas....
» hoy hace un dia precioso

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hunting the Spirits :: Off Topic :: Historias-
Cambiar a: